Rehabilitación energética del edificio de viviendas de Pla de Montbau 7

Un ejemplo de sostenibilidad arquitectónica mediante la rehabilitación energética de uno de los edificios más emblemáticos del barrio de Montbau.

El edificio: edad, tipología y valor arquitectónico

Los edificios de la primera fase del barrio de Montbau se construyeron bajo los proyectos de varios arquitectos, pero los autores del propio plan urbanístico fueron los autores del edificio situado en el Pla de Montbau 7, LIGS arquitectos.

escanear0008

Su construcción finalizó en 1961 y consiguió dotar de fachada a la plaza principal del barrio, funcionando como escenario de fondo de las actividades organizadas en éste, así como de la vida de los propios vecinos a lo largo de los 60 años que han pasado desde su construcción.

Así, y de igual modo que el pavimento, la vegetación o el mobiliario urbano, este edificio aporta carácter al barrio a partir de un diseño racionalista y a su vez los propios materiales que lo forman, nos hablan de la época en la que se construyó el edificio. Una época de restricciones en el uso de materiales como el acero y en la que se construyó una innovadora estructura de hormigón sin apenas normativa disponible, mientras se usaba materiales tradicionales como el ladrillo, la cerámica y la madera para la formalización de los cerramientos exteriores.

Este contraste entre la innovación y la tradición forma parte esencial del barrio y por tanto de sus vecinos, que a partir de un fuerte asociacionismo ha luchado por mantener.

A nivel compositivo, las fachadas del edificio se definen por la retícula que forma el hormigón armado de los forjados y los muros de carga del mismo material, enmarcando así los paramentos de las estancias de las viviendas, que se resolvieron mediante un simple cerramiento de ladrillo hueco puesto de canto y un revestimiento a base de piezas cerámicas vidriadas de 10×20 cm. Al carecer de cámara de aire, éstos forman la única protección de las viviendas frente a los cambios térmicos exteriores.

La necesidad de la rehabilitación: el problema

Pasados ya más de 50 años, el acabado vidriado de la cerámica de las fachadas empezó a agrietarse y las juntas entre éstas perdieron su estanqueidad, provocando filtraciones al interior de las viviendas y graves humedades por condensación por la falta de aislamiento térmico.

Asimismo, el hormigón que se usó en la construcción del edificio, mostraba claros síntomas de carbonatación, y había provocado la oxidación de la armadura interior, su expansión, y por lo tanto la rotura del hormigón exterior. Esta patología, muy común en los edificios de hormigón armado, supone un grave riesgo de desprendimientos de fragmentos de hormigón a la vía pública, y requería una actuación urgente. Aunque el edificio ha pasado por algunas rehabilitaciones, estas siempre han sido parciales, y en esta ocasión se decidió plantear una actuación global que atendiera a todos los aspectos comentados.

 El proyecto: rehabilitación energética.

Así, el proyecto de rehabilitación de las fachadas arranca en este punto, y tiene como principales objetivos rehabilitar la estructura y a la vez mejorar el aislamiento al exterior de los paramentos de las fachadas.

Analizadas varias soluciones, se planteó la incorporación de una fachada ventilada cerámica, pues conseguía los objetivos planteados, y nos permitía un cerramiento con un acabado igualmente cerámico respecto el original. El formato cerámico escogido fue una pieza de 60×60 cm. colocada sobre unas guías de aluminio, y resuelta con las juntas verticales continuas, enfatizando así la misma verticalidad que destacaban las piezas originales y a su vez se optó por la discontinuidad de las juntas horizontales, quedando un despiece racionalista, acorde con la época en la que se construyó el edificio.

El acabado cerámico se decidió de forma conjunta con la comunidad, que llevó a cabo una preselección en una visita a la fábrica del industrial y finalmente se votó en asamblea la pieza definitiva. Este es un ejemplo del funcionamiento que la comunidad y los arquitectos mantuvimos durante todo el proceso de proyecto y las obras, quedando claro el interés de los vecinos por su propio edificio así como por la fuerte influencia que éste tiene sobre el resto del barrio.

  rehabilitació explanada (2)   08

La obra: En dos fases

Las obras empezaron el setiembre de 2015 por el necesario derribo de las piezas cerámicas exteriores, debido el poco espacio del que disponíamos para la implantación de la fachada ventilada, únicamente 7 cm.  A continuación se llevó a cabo la eliminación de todos los elementos obsoletos que años de actuaciones puntuales habían dejado en las fachadas y posteriormente la rehabilitación y consolidación del hormigón armado. Finalmente se procedió a implantar el sistema de fachada ventilada, primero mediante el replanteo y el anclaje de los elementos de sustentación, después se atornilló las guías verticales de aluminio a éstos y finalmente se colocó el aislamiento térmico a base de placas de poliestireno extruido XPS y las piezas cerámicas, ambas separadas por una cámara de aire. Este nuevo conjunto consigue un aislamiento térmico superior al de una fachada convencional y reduce sustancialmente la factura térmica que los vecinos llevan soportando años.

El resultado e inicio de la segunda fase.

A parte de las mejoras constructivas y térmicas, la rehabilitación ha conseguido que la retícula formada por el hormigón recupere su fuerza y que volvamos de disfrutar de un edificio clave para el barrio. Un edificio moderno, antes y después.

antes   pla montbau 7 después

De cara al futuro, el edificio tiene como reto mejorar todavía más su eficiencia energética, mediante el cambio de las actuales ventanas por otras con mejores prestaciones, el tratamiento de las medianeras o incluso la incorporación de placas fotovoltaicas en la cubierta.

El proceso de rehabilitación de las fachadas se ha planteado desde el principio como una oportunidad para repensar la futura rehabilitación de los edificios del barrio más allá de actuaciones de mantenimiento, accediendo a sistemas de rehabilitación que durante su construcción no se tuvieron en cuenta.

 

Lola Ávalos y Albert Crispi, arquitectos autores del proyecto de rehabilitación.

http://www.albertcrispi.com/

 

Mayo, 2017

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s